Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

El forzado retiro de Alex Rodríguez

¿Quién lo decidió? ¿A-Rod o los Yankees?

Sin duda, Alex Rodríguez ha sido un gran bateador

Sin duda, Alex Rodríguez ha sido un gran bateador

Los homenajes que rindieron los Yankees de Nueva York y otros equipos de diferentes ciudades al panameño Mariano Rivera y Derek Jeter, cuando ambos tomaron parte en sus respectivas últimas temporadas en Grandes Ligas, en 2013 y 2014, contrastan mucho con el repentino, abrupto y para mí forzado retiro de Alex Rodríguez, el cual se anunció en una sencilla conferencia de prensa el pasado viernes 5 de agosto de 2016.

Pocos días antes de anunciar el final de su carrera, el jugador estadounidense de origen dominicano, había declarado que trabajaba para reducir su alta cifra de ponches y que tenía esperanza de retomar la forma. Entonces, en ese momento A-Rod no pensaba en el retiro y casi puedo asegurar que todavía esa idea no lo convence, pero tal vez no halló otro camino diferente ante una dura realidad: los Yankees ya no lo querían tener ahí, aunque lo designan en el cargo de instructor por los 22 millones de dólares que le adeudan hasta 2017, al menos eso creo yo.

Conociendo el ego del personaje, nadie me va a decir que Rodríguez decidió retirarse a motu proprio, cuando sólo necesitaba cuatro jonrones para sumar 700 en Grandes Ligas y 19 para superar al más legendario de todos los Yankees: Babe Ruth. Naturalmente, hay una parte de la película que no contaron en la rueda de prensa, cuyo guión –a mí juicio- comenzó a escribirse en la temporada 2013, con el escándalo de la clínica Biogénesis de Miami.

Hay que tener en cuenta dos cosas: A-Rod se metió en todo ese lío de los esteroides que ha marcado gran parte de su carrera, por sus sueños de grandeza, él anhelaba convertirse en el mejor pelotero de todos los tiempos. Esto último no lo veo mal, pero el fin jamás debe justificar algunos medios. Además, quería dar correspondencia al leonino contrato que firmó con los Rangers de Texas, el cual heredó e incrementó el equipo de Nueva York a partir de febrero de 2004, al adquirirlo en una transacción a cambio de Alfonso Soriano.

El juicio de la historia

En marzo de 2013, la Major League Baseball  (MLB) demandó a la citada clínica y a sus administradores, al acusarlos de conspirar para suministrar sustancias controladas a peloteros, en cuya lista figuraba Rodríguez. En el transcurso de las investigaciones, se desencadenó una serie de enfrentamientos entre el jugador y sus abogados contra las Grandes Ligas y los Yankees, al señalar que se habían unido para perjudicarlo. Ahí fue cuando él hizo añicos las relaciones con su propio club.

Considero difícil valorar la carrera de Rodríguez, porque siento que su contribución al beisbol quedó empañada con sus actitudes. En 2007, después de ser señalado por el ex jugador de Grandes Ligas José Canseco por uso de esteroides, A-Rod apareció en una entrevista nacional con la colega periodista Katie Couric, en la cual negó haber utilizado drogas para mejorar su rendimiento en el juego.

Y después de que las evidencias en su contra ya comenzaban a salir (uso de esteroides anabólicos, testosterona y Primobolan), admitió lo que tanto había negado, la utilización de sustancias prohibidas desde la temporada de 2001 hasta 2003, aunque señaló que “todos mis años con los Yankees han sido limpios”. Sin embargo, su condición de reincidente hoy está a la luz de todos.

Si vamos a los números y se toman como ejemplo esas campañas con los Rangers, en las que confesó haber empleado sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento físico, encontraremos que fueron las más consistentes de toda su carrera: lideró la Liga Americana en jonrones conectados precisamente en 2001, 2002 y 2003, con 52, 57 y 47 cuadrangulares (156 en total en esas tres temporadas), además de impulsar 395 carreras. De igual forma, ganó el premio al Jugador Más Valioso de 2003.

Alex Rodríguez conecta su jonrón 57 en la temporada 2002

¿Retiro u otra alternativa?

El final de la temporada 2016 fue muy duro para A-Rod. En el mes de julio bateó únicamente cinco hits en 37 turnos, es decir, promedio de .135. El sábado 30 de ese mes, ante los Rays de Tampa Bay, se ponchó las cuatro veces que fue a batear y al día siguiente salió de emergente y de nuevo fue retirado por la vía de los tres strikes. Agosto tampoco comenzó nada bien, pasó casi todo el tiempo en la banca, y no conectó hit en seis turnos hasta que llegó la noche de su retiro, si es que realmente se retira el viernes 12 de agosto.

Expuse anteriormente que A-Rod no debe estar muy convencido de ello y no descarto la posibilidad de que opte por aceptar una oferta de los Marlins de Miami por la temporada 2017. Yo no sé cómo será eso, cuál será el arreglo con los Yankees, pero entretanto se despidió con bajo average de .200 en su última temporada, tras despachar doble impulsor en cuatro turnos en su partido final.

Y aunque los aplausos no faltaron en el Yankee Stadium durante la ceremonia de su despedida, pasada por agua, con truenos y relámpagos, da la sensación de que Alex Rodríguez sale casi por la puerta de atrás, en el mismo año del retiro de ese notable bateador designado de los Medias Rojas de Boston David Ortiz, quien sí lo hace a lo grande. El camino de A-Rod hacia el Salón de la Fama será muy empedrado, por decirlo de algún modo. Yo no votaría por él.

Honores a A-Rod en Yankee Stadium por su retiro

Escribe tu opinión