Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Tradeline 2016: Rangers, Yankees, Cachorros, ganadores

Dodgers también hicieron los movimientos correctos

En Milwaukee, Jonathan Lucroy fue ovacionado en su último turno con los Cerveceros

En Milwaukee, Jonathan Lucroy fue ovacionado en su último turno con los Cerveceros

Puedo imaginar la alegría de los aficionados al beisbol en las ciudades de Arlington, Dallas, Fort Worth y sus alrededores, al caer la tarde del lunes 1 de agosto de 2016, cuando sus Rangers de Texas lograron concretar –al cierre del tradeline de Grandes Ligas- las transacciones que los ubican en el camino correcto para al menos aspirar al título de la Liga Americana y luego a la Serie Mundial. Y también entiendo los sentimientos encontrados de los aficionados de los Yankees de Nueva York, pero para ellos tengo un mensaje positivo: también fueron ganadores en estos agitados días de negociaciones.

Con Prince Fielder lesionado, los Rangers tuvieron la determinación de adquirir de los Yankees al jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán, de grandes actuaciones en postemporada, quien batea .304, con 22 jonrones 64 empujadas este año. Además, se trajo desde los Cerveceros de Milwaukee al receptor Jonathan Lucroy (había rechazado ser canjeado a los Indios de Cleveland), quien aporta energía y ofensiva, al punto que en la actual temporada promedia para .299, 13 jonrones y 50 carreras impulsadas.

Por si fuera poco, el equipo de Texas reforzó su bullpen con Jeremy Jeffress (será agente libre al término de la temporada), quien registra 27 juegos salvados en 28 oportunidades, con 35 ponches en 44.2 episodios y efectividad de 2.22. No me queda claro si Jeffress asumirá el rol de cerrador en lugar de Sam Dyson o será el setup de este último, es decir, el hombre que prepara la ruta al relevista de cierre, pero no me cabe la menor de que pitchers abridores como Cole Hamels, Yu Darvish, el venezolano Martín Pérez y A.J. Griffin estarán más tranquilos teniendo a los dos en el bullpen.

Para sumar a estos tres jugadores, los Rangers tuvieron que pagar su precio con la entrega de prospectos, pero la apuesta es lógica. Este es un equipo fundado en 1961 que jamás ha ganado una Serie Mundial, por ello enviaron al lanzador derecho Dillon Tate a los Yankees y a los Cerveceros al jardinero Lewis Brinson y a Luis Ortiz, un pitcher texano de origen mexicano con una recta entre 97 y 98  millas por hora y notable slider. Y ya que cité al club de Nueva York, trataré devolver la sonrisa a sus aficionados.

Entiendo que debe ser duro ver cómo el equipo que amas, con balance de 52-52, decide cambiar a sus mejores peloteros a otros clubes, sobre todo para los fanáticos de los Yankees que están acostumbrados a lo contrario. La chequera de George Steinbrenner es historia, sus hijos tienen otra óptica del negocio, pero si piensas que los Yankees se desmantelaron, quiero decirte que están en reconstrucción. Con ese club con el que llegaron hasta el 31 de julio no tenían ningún futuro.

Los Yankees cambiaron al cerrador cubano Aroldis Chapman a los Cachorros de Chicago por el taponero Adam Warren, el joven campocorto venezolano Gleyber Torres, de quien se habla maravillas, el outfielder Billy McKinney y Rashad Crawford; cambiaron a Andrew Miller a los Indios por Clint Frazier, quien está listo para jugar en las mayores, y los lanzadores Justus Sheffield, Ben Heller y J. P. Feyereisen, además de negociar a Beltrán a Texas por los derechos Tate (la cuarta selección global en el draft del año pasado), Erik Swanson y Nick Green. Veo mucho talento por aquí.

En tres transacciones los Yankees pasaron de tener uno de los más débiles grupos de prospectos en Grandes Ligas a uno de los más sólidos, con Aaron Judge, Jorge Mateo, Gary Sánchez, Blake Rutherford y el lanzador derecho James Kaprielian, por favor, no olviden este nombre. También hicieron otros dos movimientos: consiguieron de los Diamondbacks de Arizona al veterano relevista Tyler Clippard por el joven pitcher venezolano Vicente Campos, y cedieron a los Piratas de Pittsburgh al serpentinero dominicano Iván Nova por dos jugadores que serán nombrados más tarde, posiblemente novatos.

Ahora destacaré los cambios que concretaron dos equipos de la Liga Nacional. Los Cachorros no sólo agregaron a Chapman, mejoraron muchísimo su bullpen con la incorporación de Joe Smith y Mike Montgomery, quienes se unen al venezolano Héctor Rondón y Pedro Strop. Si el equipo del mánager Joe Maddon tenía alguna debilidad en su cuerpo de relevistas ya está cubierta. Los Dodgers de Los Ángeles son los otros ganadores en el tradeline de 2016, al adquirir al outfielder Josh Reddick y al lanzador abridor Rich Hill (para atenuar la ausencia del astro Clayton Kershaw) y los relevistas Jesse Chávez y Josh Fields, aunque no lograron una de sus metas: cambiar a Yasiel Puig, al parecer nadie lo quiere.

Carlos Beltrán se refiere a su cambio a los Rangers de Texas

Escribe tu opinión