Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Griffey Jr. y Piazza jamás ganaron una Serie Mundial

Eso no impidió su ingreso al Salón de la Fama en 2016

El presidente del Salón de la Fama Jeff Idelson, con Griffey Jr., Piazza y Jane Forbes Clark

El presidente del Salón de la Fama Jeff Idelson, con Griffey Jr., Piazza y Jane Forbes Clark

Nunca se conocieron los nombres de las 20 personas que no votaron por Ted Williams en la elección para el Salón de la Fama de 1966, de los 23 que no incluyeron en sus papeletas a Stan Musial y Willie Mays en 1969 y 1979, respectivamente, así como tampoco de los nueve que olvidaron a Hank Aaron en 1982 o de los seis que marginaron a Nolan Ryan en 1999. Y lo mismo sucederá con los tres cronistas de beisbol que obviaron a Ken Griffey Jr. en la elección de 2016, pero al final eso poco importa.

Griffey Jr., al igual que Aaron en su oportunidad, restó importancia al hecho de que su ingreso al Salón de la Fama no fuera unánime, pero el notable bateador que logró conectar 755 jonrones y empujar más carreras que ningún otro pelotero en Grandes Ligas con 2.297, dijo no saber cuál es la vara que se utiliza para votar. “No es una decepción que no fuera unánime, pero estaría mintiendo si dijera que no quería que lo fuera”.

Joe Posnanski, colega periodista estadounidense que trabajó para Sports IllustratedThe Kansas City Star antes de convertirse en columnista nacional de NBC Sports, en noviembre de 2015 publicó un artículo titulado Bad Progress sobre la unanimidad de la votación para el Salón de la Fama, en el que asegura que uno de los electores de América Latina no votó por Aaron, porque sólo lo hizo por el campocorto venezolano Luis Aparicio, mientras que otro tampoco en su selección marcó a Mike Schmidt, porque no firmó autógrafos para los niños. ¿Qué te parece?

Nueva tendencia a favor de Bonds y Clemens

Entre tanta falta de objetividad (al fin y al cabo son humanos), los miembros de la Baseball Writers Association of America (BBWAA, por sus siglas en inglés) parecen tener en claro algo: nadie llegará al Salón de la Fama con carácter de unanimidad. En la elección de 2016, en la cual también fue electo el ex receptor Mike Piazza, se observó otra tendencia: la de conceder más votos a jugadores que han sido salpicados por la duda, en cuanto a la utilización de sustancias prohibidas que mejoran el rendimiento físico, como Barry Bonds (pasó del 36.8% al 44.3%) y Roger Clemens (del 37.5% al 45.2%), quienes como vieron incrementaron sus el porcentaje de votos de cada uno, en comparación con el proceso de exaltación de 2015.

Es muy probable que esto se deba a que el año pasado fueron excluidos de la votación más de 100 cronistas ya retirados o que han dejado de cubrir el beisbol de Grandes Ligas en los últimos 10 años, pero ese impacto tampoco creo que se puede medir por los resultados de la votación de 2016, porque al margen de Bonds, Clemens o los propios Mark McGwire y Sammy Sosa, también vinculados a las sustancias PED (Performance-enhancing drugs), el resto de los aspirantes no reúnen estadísticas tan impresionantes como los antes nombrados, sin menospreciar la espectacular carrera de ninguno de ellos.

Elección 2016: Griffey Jr. primero en todo

De no ser por las lesiones, el Junior hubiera colocado cifras aún más sorprendentes, aunque a pesar de ello descargó 630 cuadrangulares, produjo 1.836 carreras, fue seleccionado para 13 Juegos de Estrellas, obtuvo diez Guantes de Oro y fue galardonado con el premio Jugador Más Valioso en 1997. Ken Griffey Jr. ingresó al Salón de la Fama en su primer año como elegible; fue la primera selección del draft colegial de 1987, además de que con el primer swing en su primer turno al bate en Grandes Ligas conectó jonrón. También apunta que es el primer pelotero de los Marineros de Seattle en el templo de los inmortales de Cooperstown.

Ken Griffey Jr. uno de los grandes del beisbol

Piazza, por su parte, uno de los mejores receptores ofensivos de la historia, pero al mismo tiempo uno de los peores a la defensiva, resultó elevado al Salón de la Fama en su cuarta oportunidad en las papeletas de votación. Logró promedio de bateo de por vida de .308, despachó 425 jonrones e impulsó 1.335 carreras. Él consiguió la distinción de Novato del Año en la temporada de 1993, cuando jugaba para los Dodgers de Los Ángeles. Fue seleccionado para 12 Juegos de Estrellas, siendo Más Valioso en uno de ellos (1996).

Mike Piazza fue un notable bateador en las mayores

Un detalle sobresaliente de ambos: Griffey Jr. jamás jugó en una Serie Mundial y Piazza sólo lo hizo en la que se conoció como “Serie del Subway”, porque en la misma se enfrentaron los dos equipos de Nueva York, con una victoria para los Yankees. El Junior se instala en el Salón de la Fama con la gorra de los Marineros y Piazza con la de lo Mets. A continuación los resultados de la votación de 2016, y la lista de los exaltados con mejor porcentaje de votos.

Resultados elección 2016
Votos, Jugador, % de votos
437, Ken Griffey Jr., 99.3%
365, Mike Piazza, 83.0%
315, Jeff Bagwell, 71.6%
307, Tim Raines, 69.8%
296, Trevor Hoffman, 67.3%
230, Curt Schilling, 52.3%
199, Roger Clemens, 45.2%
195, Barry Bonds, 44.3%
191, Edgar Martínez, 43.4%
189, Mike Mussina, 43.0%
180, Alan Trammell, 40.9%
150, Lee Smith, 34.1%
92, Fred McGriff, 20.9%
73, Jeff Kent, 16.6%
68, Larry Walker, 15.5%
54, Mark McGwire, 12.3%
51, Gary Sheffield, 11.6%
46, Billy Wagner, 10.5%
31, Sammy Sosa, 7.0%

En la elección participaron 440 votantes de la BBWAA. Para ser electo se necesitaban en esta oportunidad 330 votos, es decir el 75%.  Quedaron fuera para 2017 Alan Trammell y Mark McGwire al expirar su tiempo para ser electos, así como también los siguientes jugadores, quienes no obtuvieron el 5% mínimo de los votos requeridos para permanecer en las papeletas: Jim Edmonds (2,5%), Nomar Garciaparra (1,8%), Mike Sweeney (0,7%), David Eckstein (0,5%), Jason Kendall (0,5%), Garret Anderson (0,2%), Brad Ausmus (0,0%), el dominicano Luis Castillo (0,0%), Troy Glaus (0,0%), Mark Grudzielanek (0,0%), Mike Hampton (0,0%), el puertorriqueño Mike Lowell (0,0%) y Randy Winn (0,0%).

Los 10 mejores por porcentaje
Año, Jugador (Relación de Votos), %
2016, Ken Griffey Jr. (437 de 440), 99.30%
1992, Tom Seaver (425 de 430), 98.84%
1999, Nolan Ryan (491 de 497), 491 98.79%
2007, Cal Ripken Jr. (537 de 545), 98.53%
1936, Ty Cobb (222 de 226), 98.23%
1999, George Brett (488 de 497), 98.19%
1982, Hank Aaron (406 de 415), 97.83%
2007, Tony Gwynn (532 de 545), 97.60%
2015, Randy Johnson (534 de 549), 97.27%
2014, Greg Maddux (555 de 571), 97.20%

Escribe tu opinión