Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Posada: A-Rod y Clemens no deben estar en el Salón de la Fama

El ex receptor de los Yankees confesó que resiente de ellos

Jorge Posada señala a Alex Rodríguez

Jorge Posada señala a Alex Rodríguez

En la temporada de 2003, la elección para el Jugador Más Valioso en la Liga Americana estuvo muy cerrada. La distinción la obtuvo el entonces campocorto de los Rangers de Texas Alex Rodríguez (63% de los votos), seguido por el inicialista puertorriqueño de los Azulejos de Toronto Carlos Delgado (54%) y el receptor de los Yankees de Nueva York Jorge Posada (49%), quien por cierto todavía cree que él pudo ganar ese premio en aquella oportunidad, tras enterarse que A-Rod utilizó sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento físico ese año.

Este miércoles 13 de mayo, Posada dijo que resiente de los jugadores que utilizan ese tipo de sustancias dopantes PED (performance-enhancing drugs), como sus ex compañeros con los Yankees Alex Rodríguez y el lanzador Roger Clemens, además de subrayar que ellos jamás deberían ser incluidos en el Salón de la Fama. “No creo que sea justo”, comentó sobre el particular durante su participación en el programa CBS This Morning (video), para presentar su libro The Journey Home: My Life in Pinstripes, que narra su experiencia como jugador de los Yankees durante 17 años, entre 1995 y 2011.

“Creo que los chicos que deben estar en el Salón de la Fama tienen que ser peloteros que jugaron sin controversias”, añadió Posada, quien al referirse a esa elección para el Jugador Más Valioso de 2003, recordó que él estuvo cerca. “Usted sabe lo que podría haber pasado si… ya sabes, es difícil. Es muy duro”. En esa pausa en la que prefirió guardar silencio expresó muchas cosas, pero fue muy enfático al responder otras dos preguntas.

Cuando se le consultó al ex cátcher de los Yankees si Clemens o A-Rod deben estar en el Salón de la Fama, Posada se limitó a decir: “No”. Y al preguntarle si se resiente de los peloteros que no jugaron limpio, él respondió: “Sí”. Además, él piensa que Rodríguez se sorprendería si escuchara su opinión sobre este tema, la cual no ha tenido oportunidad de expresarle personalmente, aunque esto pudiera ocurrir el próximo domingo 24 de mayo, en cuya fecha el equipo de Nueva York retirará el número 51 de Bernie Williams.

El 9 de febrero de 2009, en entrevista con Peter Gammons para ESPN titulada A-Rod admits, regrets use of PEDs (A-Rod admite, lamenta uso de las PEDs, en español), Rodríguez declaró haber usado sustancias para mejorar su rendimiento físico durante las temporadas de 2001, 2002 y 2003 con los Rangers, en las cuales logró tres de sus mejores campañas en Grandes Ligas, al punto de liderar el departamento de jonrones en todas ellas con 52, 57 y 47, respectivamente, para global de 156 cuadrangulares, además de remolcar 395 carreras.

El jugador de origen dominicano se autocalificó de “joven, estúpido e ingenuo” en aquel momento. “Y quería demostrar a todos que yo era digno de ser uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos”. En ese momento ya pertenecía a los Yankees, y aseguró no haber empleado más esas drogas con el equipo de Nueva York, pero todos vimos lo que pasó después con el escándalo de la clínica Biogénesis de Coral Gables, Florida, y los esteroides.

Cada vez que se habla del Salón de la Fama salta el nombre de Alex Rodríguez. Hace pocos días la pregunta era quién merece más estar en ese templo de inmortales entre él y Pete Rose. La polémica luce irremediable hasta que en Cooperstown se dicte una reglamentación que impida o no que estos jugadores involucrados en sustancias PED sean elegibles.

Escribe tu opinión