Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Greinke tiene impreso el sello de La Russa

D’backs realizaron su gran apuesta para salir a ganar  

Zack Greinke dejó a los Dodgers por los D’backs

Zack Greinke dejó a los Dodgers por los D’backs

Cuando hice el análisis de los aspectos que debían cubrir los Diamondbacks de Arizona y los agentes libres disponibles para la temporada 2016, expuse que “si este equipo logra mejorar sustancialmente su pitcheo tendrá posibilidades de competir”. Confieso que jamás pensé que esa mejora sustancial pudiera tener el nombre de Zack Greinke, pero después de firmarlo como agente libre por seis años y 206.500.000 de dólares, no me cabe la menor duda de que este club quiere ser más que un mero contendor.

Para mí será la contratación más relevante y de mayor impacto no sólo de las reuniones invernales de este año, sino de todo el receso de la temporada. Es importante subrayar que en la pugna final por firmar a Greinke, los D’backs vencieron a los Dodgers de Los Ángeles y Gigantes de San Francisco, precisamente los dos equipos que aventajaron al de Arizona en la División Oeste de la Liga Nacional, en 2015. Y por si fuera poco, en el primero de esos dos clubes lanzó este notable pitcher de 32 años de edad.



Con toda seguridad la adquisición de un lanzador como Greinke comenzó a gestarse antes de concluir la campaña de este año. A la medida que la temporada regular avanzaba, era obvio las inconsistencias de los serpentineros abridores de los Diamondbacks, en comparación con su ofensiva. El pitcheo de este club toleró 182 jonrones (antepenúltimo entre 15 equipos de la Liga Nacional), terminó décimo en ponches (1.215) y en carreras limpias permitidas (659), mientras que por efectividad en forma colectiva concluyó octavo (4.04).

En cambio, artilleros como Paul Goldschmidt y A.J. Pollock; los venezolanos David Peralta y Ender Inciarte, además del cubano Yasmany Tomás, ayudaron a colocar el bateo de los D’backs como líder de la Liga Nacional en hits conectados (1.494), y segundo en average global (.264), carreras anotadas (720), en triples (48), bases robadas (132), porcentaje de slugging (.414) y total de bases alcanzadas (2.341). No quiero pasar por alto la defensiva del infielder Jake Lamb, un joven que me impresionó muchísimo con su guante.

Quizás en ocasiones dejamos pasar cosas muy evidentes. Cuando este equipo contrató a Tony La Russa (mayo 17, 2014) como su jefe de operaciones de beisbol, había que presumir la intención de al menos acceder a una Serie Mundial a corto plazo, estamos hablando de un hombre que ganó tres veces el clásico de otoño como mánager, quien llegó al Salón de la Fama por sus conocimientos sobre el beisbol.



Y al ver las estadísticas, resulta lógica la decisión de La Russa y del gerente general Dave Stewart, de apostar casi todo por Greinke, quien fue candidato al premio Cy Young, tras lograr registro de 19-3, efectividad de 1.66 y consiguió el mejor WHIP de Grandes Ligas con 0.84, en la campaña 2015. Te recuerdo que este equipo no suele gastar tanto dinero y mucho menos despilfarrarlo, al punto que los dos mayores contratos que había concedido a peloteros en calidad de agentes libres fueron los de Tomás ($68.5 millones, en 2014) y Randy Johnson ($ 52 millones, en 1998).

De todas formas, necesitan agregar un nombre más para salir a ganar.

Escribe tu opinión