Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Manfred valora beisbol mexicano para el futuro de la MLB

Astros y Padres jugarán en Ciudad de México en marzo de 2016 

El estadio BBVA Bancomer, parque de los Tomateros de Culiacán inaugurado en octubre de 2015

El estadio BBVA Bancomer, parque de los Tomateros de Culiacán inaugurado en octubre de 2015

No recuerdo un comisionado de la Major League Baseball (MLB) que en tan corto tiempo haya demostrado –y con hechos- la importancia que le concede a Latinoamérica. Me refiero en específico a Rob Manfred, quien ejerce el cargo desde el lunes 26 de enero de 2015.

En el pasado mes de octubre, Manfred se convirtió en el primer comisionado de Grandes Ligas en realizar una visita oficial a México desde que lo hizo Bowie Kuhn en la ciudad de Hermosillo, Sonora, en 1970, en ocasión de la incorporación del beisbol invernal de ese país en la Confederación del Caribe, detalle resaltado por el propio presidente de la Liga Mexicana del Pacífico Omar Canizales.

Transcurrieron 45 años de un viaje a otro, pero resulta obvio que el de Manfred conlleva beneficios más concretos para los circuitos de verano e invierno de México. “Estamos muy interesados en tener una relación positiva con las ligas mexicanas”, señaló Manfred en declaraciones al diario USA Today, la cual tiene entre otros objetivos facilitar el ascenso de los peloteros mexicanos a Grandes Ligas.

Para que esto pueda ser posible, la MLB y la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas deben aprobar un acuerdo que permita a los equipos estadounidenses contratar jugadores mexicanos como aficionados, tal como se hace con República Dominicana y Venezuela. De concretarse esto, no dudo de que veamos mayor cantidad de peloteros de México en Estados Unidos, sobre todo porque la visita de Manfred cambió el sentimiento de recelo que tenían las ligas del país hacia los clubes de las mayores.

El propio presidente de la Liga Mexicana de verano Plinio Escalante reconoció al citado diario estadounidense que los 16 equipos de ese circuito sentían la necesidad de defender sus intereses contra “la caza furtiva” de los conjuntos de Grandes Ligas, pero tras el viaje del comisionado Manfred los funcionarios mexicanos están más abiertos a establecer una asociación, mediante un acuerdo donde podrían compartir algunos de los costos de exploración, desarrollo, etc.

Como parte de su campaña internacional para hacer del beisbol un deporte más global, Manfred ha destacado la importancia de México para el futuro de las Grandes Ligas, al punto que la MLB tiene planes de abrir una oficina en la Ciudad de México, además de programar mayor cantidad de juegos de exhibición en ese país (Astros de Houston y Padres de San Diego jugarán en Ciudad de México a finales de marzo), con la posibilidad de partidos de temporada regular a mediano plazo y a largo hasta de un equipo.

Es importante subrayar que el beisbol en México crece cada año. La asistencia en la Liga Mexicana de verano experimentó aumento del 6.7% entre 2013 y 2014, el cual se elevó ligeramente en 2015, mientras que en la temporada 2014-2015 de la Liga Mexicana del Pacífico el crecimiento fue del 22%, con los Naranjeros de Hermosillo como el mejor promedio entre los clubes.


El público anima las tribunas del estadio Sonora, la casa de los Naranjeros

Escribe tu opinión