Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Miguel Cabrera aún puede ganar título de bateo

Los Tigres de Detroit están comprometidos, pero no perdidos

Los Tigres extrañarán el bate de Miguel Cabrera

Los Tigres extrañarán el bate de Miguel Cabrera

El pasado viernes 3 de julio, muchos aficionados de los Tigres de Detroit no pudieron celebrar del todo la victoria 8-6 sobre los Azulejos de Toronto. Y la razón es muy sencilla: en el cuarto inning de ese juego el mejor bateador del club –y del beisbol-  Miguel Cabrera salió lesionado tras sentir un dolor intenso en su pantorrilla izquierda, al iniciar su carrera desde la inicial hacia la segunda base. Él fue colocado en lista de inhabilitados.

Después de ser sometido a una resonancia magnética, se determinó que Miguel sufrió un tirón de grado 3 con rasgadura de pequeñas fibras musculares, lo cual supone un período de recuperación de seis semanas. No es el peor escenario (por ahí pasa el talón de Aquiles), pero para un equipo inmerso en muchos problemas precisamente por las lesiones y la inefectividad de sus lanzadores, perder al hombre clave por mes y medio puede ser visto como una tragedia.

Detroit tendrá que demostrar hasta mediados de agosto que es un verdadero equipo de beisbol, el cual no puede depender de un solo hombre, aunque se llame Miguel Cabrera. Obvio, el lineup de los Tigres no será igual sin el campeón de la triple corona de bateo de 2012, como tampoco lo fue durante el período de ausencia de Víctor Martínez, quien desde que regresó de la lista de incapacitados, el pasado viernes 19 de junio, ha bateado para promedio de .317, producto de 19 hits en 60 turnos, con 11 carreras empujadas en 14 juegos, hasta el sábado 4 de julio.

Los Tigres tienen ahora dos caminos por seguir: mantener sus aspiraciones y tratar de mejorar con la adquisición de un consistente pitcher abridor antes del tradeline, o en su lugar resignarse y cambiar algunos peloteros que serán agentes libres al finalizar 2015, con el objeto de sumar al menos dos prospectos de calidad. Es necesario subrayar que la organización no cuenta con jóvenes de notable talento en las menores, porque como han ganado títulos divisionales en forma consecutiva tampoco han tenido asignada una posición cimera en la escogencia del draft colegial.

Naturalmente, el futuro de los Tigres en esta temporada quedará determinado de acuerdo con lo que puedan hacer sin Cabrera y su posición en la División Central de la Liga Americana. El sábado demostraron que Ian Kinsler, Yoenis Céspedes, Víctor Martínez y J.D. Martínez están en capacidad de producir para Detroit, además de que Álex Ávila (otro que regresó de la lista de inhabilitados) puede defender la primea base. Ese día hizo jugada de antología (ver video).

A nivel individual, lamento lo de Cabrera. Si la temporada hubiera terminado hoy, él tendría mi voto para Jugador Más Valioso. Para el momento de la lesión era líder de bateo (.350), en OBP (.456), OPS (1.034), y OPS+ (186), y tercero en hits conectados (97) y carreras empujadas (54). A pesar de que perderá gran cantidad de partidos, Miggy todavía puede alcanzar el título de bateo de este año, para agregarlo a los que consiguió en 2011, 2012 y 2013. Ya te explico.

Si el proceso de recuperación marcha como se espera, Cabrera pudiera regresar alrededor del jueves 20 de agosto, cuando los Tigres reciban la visita de los Rangers de Texas en el Comerica Park. Para esa fecha, el inicialista venezolano habría perdido 40 juegos exactos de la temporada regular, pero todavía al club le restarían 43 partidos. Pues bien, si él promedia como mínimo cuatro apariciones al plato por cada uno de esos encuentros que faltarían, Miguel agregaría 172 a las 333 apariciones que tenía para el momento de la lesión, con lo cual terminaría la campaña con 505, tres más que las 502 apariciones al plato estipuladas en la Regla 10.22 (a) del beisbol de la MLB. Claro, necesita mantener su nivel ofensivo.

La que si puede verse detenida es su cadena de temporadas consecutivas con 100 o más carreras impulsadas, la cual ha logrado extender a 11 campañas entre 2004 y 2014, porque hasta ese juego del 3 de junio en el que salió lesionado reunía 54 remolcadas, y necesitaría producir poco más de una carrera por juego para sumar las 46 que le faltan para el centenar en 2015. Conociendo la capacidad de Cabrera, tampoco es un imposible.

El bate de Plinio: los Yankees de Nueva York y Álex Rodríguez llegaron a un acuerdo sobre el bono de 6 millones de dólares que figuraba en su contrato por el jonrón 660 de su carrera. El equipo de Nueva York pagará $3.5 millones a organizaciones de caridad en virtud del convenio, y así evitó cancelar cualquier impuesto de lujo sobre la cantidad total de dicho bono. Las partes no hicieron mención sobre el pago de futuros hitos de A-Rod.

Escribe tu opinión