Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Proyección de una inédita Serie Mundial: Mets-Reales

Cueto y Vólquez serán determinantes, para bien o para mal de KC

David Wright, el ‘Capitán América’ de los Mets

David Wright, el ‘Capitán América’ de los Mets

Al inicio de la última semana del mes de octubre, sólo cuatro victorias necesitaban Mets y Reales para conquistar la Serie Mundial de 2015. Ambos clubes tienen casi el mismo tiempo sin ganar el título: el equipo de Nueva York de la Liga Nacional obtuvo el segundo banderín de su historia en la temporada de 1986, tras vencer en siete juegos a los Medias Rojas de Boston, mientras el de Kansas City consiguió su único cetro en el clásico de otoño de 1985, justo hace 30 años, cuando superó en siete encuentros a los Cardenales de San Luis.

Por cierto, hay detalles que me llaman mucho la atención: un 27 de octubre, paradójicamente la misma fecha en que comenzará la Serie Mundial de 2015, los Reales ganaron ese título en un séptimo y decisivo juego efectuado en el Municipal Stadium, por blanqueo del pitcher derecho Bret Saberhagen (video 1), posteriormente electo Jugador Más Valioso de un conjunto que tenía baluartes como George Brett, Willie Wilson, Lonnie Smith, Darryl Motley y Frank White.


Reales alcanzan el título en 1985

El segundo aspecto es que Kansas City accedió al magno evento del beisbol de Grandes Ligas de 1985, tras eliminar a los Azulejos de Toronto en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, tal como ocurrió ahora. Y para cerrar con las curiosidades, los Mets también se llevaron su último título un 27 de octubre, en Shea Stadium, pero un año después, en el ya citado 1986 (video2).


Mets ganan Serie Mundial de 1985

De regreso a 2015, los dos equipos protagonistas de la Serie Mundial me resultan muy parejos, ambos fabrican carreras mediante un trabajo más de conjunto que por la contundencia de sus batazos, al punto que ninguno de los jugadores de cada club logró batear más de 27 jonrones este año con la camiseta de Mets y Reales. Entonces, es lógico suponer que el pitcheo fue clave para que accedieran a la postemporada. Y en buena medida es así.

Los Mets finalizaron la campaña regular con la cuarta mejor efectividad colectiva de la Liga Nacional (3.43) y el segundo mejor WHIP (1.18), cuya estadística se refiere al número de bases por bolas y hits permitidos por un pitcher entre sus innings lanzados. Por otra parte, el average de bateo global de los Mets (.244) sólo pudo superar al de los Padres de San Diego (.243) y su cifra de jonrones fue de 177, la cual creció con la llegada de Yoenis Céspedes.

Entretanto, el promedio de carreras limpias de los Reales fue tercero en la Americana (3.73), pero ligeramente mayor al de los Mets, mientras que su WHIP fue sexto en el circuito (1.28). En lo referente a la ofensiva, igualó la de los Azulejos de Toronto en average (.269), sólo superado por los Tigres de Detroit (.270), pero su cifra de cuadrangulares fue la penúltima en la liga (139), únicamente por delante de los Medias Blancas de Chicago (136).

Mets: contra viento y marea

El pasado sábado 4 de julio, los Mets sufrieron para la fecha su derrota número 11 en 16 juegos, para nivelar el registro de la temporada en 41-41 y caer a cuatro juegos y medio de los Nacionales de Washington en la División Este de la Liga Nacional. Al día siguiente, el zurdo Steven Matz se combinó con el relevista Logan Verret para lanzar blanqueo de tres hits a los Dodgers de Los Ángeles, mientras que el venezolano Wilmer Flores bateó de 5-4 y empujó cuatro carreras, en una victoria que inició la escalada del equipo hacia la Serie Mundial.

Unas semanas después, el 31 de julio, los Tigres enviaron a los Mets al jardinero Céspedes a cambio de los lanzadores de ligas menores Luis Cessa y Michael Fulmer. El cubano atizó la hasta ese momento silenciosa ofensiva del equipo de Nueva York de la Liga Nacional, al flamearla con 17 jonrones y 44 carreras empujadas en 57 juegos. En agosto ganaron 20 de 28 partidos y al término de la temporada regular alzaron el título divisional con 90 triunfos y siete juegos de ventaja sobre los Nacionales.

Para llegar a la Serie Mundial, los Mets primero tuvieron que superar a los Nacionales de Bryce Harper y Max Scherzer, favoritos de todos en la División Este de la Liga Nacional. Luego, dejaron en el camino a los Dodgers de Clayton Kershaw y Zack Greinke, para finalmente barrer en cuatro juegos a los Cachorros de Chicago, que cuentan con el seguro ganador del premio Cy Young de este año Jake Arrieta y de dos jóvenes jugadores con enorme potencial como Kris Bryant y Kyle Schwarber.

Reales: camino más expedito

El tránsito de los Reales resultó menos pedregoso que el de los Mets. La mayor cantidad de días que tuvo este club sin ocupar el primer lugar en la División Central fue de seis (entre abril 15-20) y desde el juego número 55 (junio 8) de la temporada trepó la cima, para no soltarla más durante los últimos 108 partidos de la campaña, lo cual indica su hegemonía. Yo lo califiqué como el equipo más equilibrado del beisbol, y posiblemente en la Serie Mundial también lo será, aunque con esto no quiero decir que ganará a los Mets el clásico de otoño de este año.

Los Reales también se fortalecieron en las transacciones que se realizan antes del tradeline, al adquirir al pitcher dominicano Johnny Cueto, quien muestra efectividad menor a las 3.00 en los últimos cinco años (2011-2015), y al hoy segunda base titular del club Ben Zobrist, quien aportó ofensiva a la alineación del mánager Ned Yost.

En su camino hacia la Serie Mundial, los Reales ganaron la División Central de la Liga Americana tras el desmantelamiento de los Tigres a final de julio, para más adelante eliminar a los Astros de Houston en la Serie de División y al poderoso equipo de los Azulejos de Toronto en la Serie de Campeonato de su circuito.

Rendimiento en Series de Campeonato

En forma colectiva los Mets batearon para promedio de .269, con siete jonrones (cuatro de Daniel Murphy), 21 carreras anotadas e igual número de remolcadas. Es importante agregar que 15 de sus 35 hits fueron extrabases, y se robaron siete almohadillas en ocho intentos ante los Cachorros, a quienes barrieron en cuatro desafíos, luego de perder los siete juegos en que se enfrentaron en temporada regular. El pitcheo del equipo neoyorquino estuvo impresionante, al permitir tan sólo ocho carreras limpias en 36 innings, para efectividad de 2.00. En ese número de entradas pocharon a 37 y otorgaron nueve boletos.

En esta Serie de de Campeonato ante los Cachorros, los lanzadores abridores de los Mets casi no dieron libertades, lo cual queda demostrado en el promedio de carreras permitidas por cada nueve innings lanzados: Noah Syndergaard (1.59), Steven Matz (1.93), Matt Harvey (2.35) y  Jacob deGrom (2.57), mientras los relevistas en forma global únicamente toleraron dos carreras limpias en 11 innings (efectividad de 1.64). El bullpen lo lideró el cerrador dominicano Jeurys Familia, quien lanzó en los cuatro juegos y salvó tres, trabajó 4.1 capítulos sin carreras y poncho a tres con dos bases por bolas.

En la Serie de Campeonato de la Americana, la ofensiva de los Reales consiguió promedio de .294 ante el pitcheo de los Azulejos, al despachar 17 extrabases, incluyendo siete cuadrangulares más repartidos entre sus toleteros (sólo duplicaron Ben Zobrist y el receptor venezolano Salvador Pérez), en dos partidos jugados más que los Mets anotaron 38 carreras e impulsaron 35 de ellas, mientras se robaron tres bases en cinco intentos. Los pitchers de Kansas City confrontaron algunos problemas ante Toronto, al punto de permitir 26 carreras limpias en 52 innings, para efectividad de 4.50, concedieron 24 boletos y poncharon a 56 artilleros.

El trío de lanzadores dominicanos que lideran el cuerpo de abridores no estuvo a la altura de lo que se esperaba. Entre Yordano Ventura (2), Edinson Vólquez (2) y Johnny Cueto (1), abrieron cinco de esos seis juegos y terminaron con registro negativo de 1-2, tras permitir a los Azulejos en forma global 17 carreras limpias en 23.2, para elevada efectividad nada halagadora de 6.46. El otro serpentinero abridor fue el veterano Chris Young, quien en su única salida trabajó 4.2 entradas, con tres hits y dos carreras. Es obvio que el pitcheo de relevo estuvo mejor, con la destacada actuación de Wade Davis y sobre todo de Kelvin Herrera, quien lanzó 5.2 episodios en blanco, con 10 ponches sin boletos.

Engranaje de Nueva York

La rotación de pitchers de los Mets conformada por Matt Harvey, Jacob deGrom, Noah Syndergaard y Steven Matz, tiene mayor profundidad que la de los Reales, aunque no puedo dejar de destacar de nuevo el bullpen de Kansas City. Además, el equipo de Nueva York contará con el cerrador Jeurys Familia y el veterano Bartolo Colón, quien acude a su primera Serie Mundial a los 42 años de edad.

Por otra parte, no puedo predecir que Daniel Murphy conectará de jonrón en los próximos cuatro juegos en el inicio de la Serie Mundial, pero puedo decir que si los pitchers de Kansas City le lanzan en la zona de strike tendrán problemas. El lineup del mánager de los Mets Terry Collins reúne bateadores de habilidad, como Céspedes, Curtis Granderson, David Wright (foto), quien puede marcar diferencia; Lucas Duda, el también shortstop venezolano Wilmer Flores, Michael Conforto, Juan Lagares y Michael Cuddyer, a quien yo colocaría de designado en los dos primeros juegos en Kansas City, para enfrentar especialmente a Vólquez.

Engranaje de Kansas City

Desde que llegó a los Reales el 26 de julio de 2015, Cueto no ha sido ni la sombra del pitcher que vimos con los Rojos de Cincinnati. En la etapa regular dejó marca de 4-7 y efectividad de 4.76, mientras en series de División y Campeonato logró registro de 1-1 con altísimo promedio de carreras limpias permitidas por cada nueve innings lanzados de 6.93. Para colmo, Vólquez tampoco ha sido un serpentinero consistente en postemporada, no lo fue con los Piratas de Pittsburgh en 2014 y tampoco con Kansas City este año, cuyo equipo requiere que todo este panorama cambie.

Los Reales necesitan que el torpedero venezolano Alcides Escobar (video 3) se embase de la misma forma como lo hizo en las series contra Astros y Azulejos, que le valió el galardón de Más Valioso. El lineup está integrado por jugadores capaces de producir muchas carreras con sólo un estallido, es decir, se unen para hacer un rally en cualquier inning: Lorenzo Cain, Alex Gordon, Eric Hosmer, Kendrys Morales, Salvador Pérez, Mike Moustakas y el puertorriqueño Álex Ríos.


Alcides Escobar Más Valioso

La clave y el pronóstico

A mi manera de analizar las cosas, el curso de la Serie Mundial dependerá tanto de Cueto como de Vólquez, quienes tienen mayor experiencia contra equipos de la Liga Nacional y conocen muy bien a los bateadores de los Mets y viceversa. Ahí puede estar la clave de todo: quien consiga sacar mayor provecho al incuestionable hecho de que unos conocen las debilidades ofensivas de los bateadores que deberán enfrentar y los otros a su vez saben con qué envíos trabajan esos pitchers en determinadas ocasiones, ganará los partidos que abrirán estos dos dominicanos. Ellos son los veteranos, no pueden dejar el peso de la serie a la recta de Ventura.

Campeón: entiendo que los Reales serán los favoritos de la inmensa mayoría, porque en el overall, la comparación hombre a hombre de acuerdo a la posición en el campo y la defensiva lucen mejor, pero quiero salir un poco de ese libreto. Apuesto al pitcheo de los Mets, obtendrán el título en seis o siete juegos.

Fichas de los equipos

Mets de Nueva York
Fundado: 1962.
Títulos de Serie Mundial (2): 1969, 1986.
Títulos Liga Nacional (4): 1969, 1973, 1986, 2000.
Títulos División Este (5): 1969, 1973, 1986, 1988, 2006.
Wild card (2): 1999, 2000.
Estadio: Citi Field (2009).

Reales de Kansas City         
Fundado: 1969.
Títulos de Serie Mundial (1): 1985.
Títulos Liga Americana (3): 1985, 1990, 2015.
Títulos División Oeste (6): 1976, 1977, 1978, 1980, 1984, 1985.
Titulos División Central (1): 2015.
Wild card (1): 2014.
Estadio: Kauffman Stadium (1973).

Escribe tu opinión