Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Rose o A-Rod: ¿quién merece más estar en el Salón de la Fama?

Entre las apuestas y el uso de sustancias prohibidas en el beisbol

Pete Rose

Pete Rose

Inesperadamente, Pete Rose se ha convertido en noticia, motivo de controversia y especulaciones durante el primer mes de la temporada el Grandes Ligas. Todo comenzó cuando solicitó de manera formal al Comisionado Rob Manfred su reintegro en el beisbol, luego se le concedió permiso para participar en las actividades del Juego de Estrellas de 2015, poco después de ser contratado como analista por la cadena televisiva Fox.

Es lo que más ha logrado avanzar Rose desde agosto de 1989, tres años después de su retiro como jugador activo, cuando aceptó la inelegibilidad permanente del béisbol, tras verse envuelto en acusaciones de apuestas en partidos de Grandes Ligas, incluyendo contra su propio equipo Rojos de Cincinnati que él dirigía. En 2004, luego de años de negación pública, Pete admitió que apostaba, pero no en contra de su club.

En 1992, Rose solicitó por primera vez su reincorporación al entonces Comisionado encargado Fay Vincent, quien no revisó su caso. Tampoco lo hizo Bud Selig durante sus años en la oficina, pero Manfred cambió esa tendencia al aceptar la petición y someterla a consideración. Incluso, durante una entrevista suya concedida a El Show de Dan Patrick, dijo que Rose todavía tenía oportunidad de ser elegido al Salón de la Fama sin necesidad de ser reintegrado por la Major League Baseball, puesto que el recinto de inmortales de Cooperstown no es operado por la MLB.

El sábado pasado (mayo 2) me llamó muchísimo la atención un artículo del periodista Bob Raissman publicado en el New York Daily News, en el cual se planteó la hipótesis de que Rose y Alex Rodríguez pudieran estar juntos en un plató de televisión, una vez que el jugador de origen dominicano decida retirarse del beisbol. ¿Algún morbo en todo esto?

Viéndolo bien, yo diría que sí, porque después de los escándalos de Rodríguez por el uso de sustancias prohibidas en el beisbol para incrementar su rendimiento físico, uno más bien pudiera plantearse la pregunta que me hizo mi colega Ramón Corro en su programa radial El Show del Fanático en Radio Deporte 1590, de Caracas, Venezuela: ¿quién merece más estar en el Salón de la Fama, Rose o A-Rod? Yo le respondí de inmediato y sin dudar ¡Rose!

Claro, Raissman puso a volar su imaginación y situó al mismo tiempo a Rose y Rodríguez en un estudio de TV hablando de beisbol, cuando uno está suspendido de por vida por las apuestas y el otro probablemente corra con la misma suerte del cubano Rafael Palmeiro, quien quedó fuera de la votación para el Salón de la Fama por el uso de sustancias PED (performance-enhancing drugs), a pesar de sus 3.020 hits y 569 jonrones conectados en Grandes Ligas.

Al menos, los logros de Rose en el terreno de juego son incuestionables, sin ese tipo de “ayuditas”. Estamos hablando del jugador que más imparables (4.256) ha despachado en la historia de Grandes Ligas. ¿Y qué piensas tú? ¿Rose o Rodríguez? Selecciona sólo uno de ellos y me dices. En el video, el legendario Sparky Anderson y otras figuras del beisbol ilustran la carrera del notable jugador, conocido también como “Charlie Hustle”. Al final, lo verás llorar cuando rompió la marca de hits de Ty Cobb.

Escribe tu opinión