Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

Así comenzó la era de Kris Bryant con los Cachorros

James Shields dio la bienvenida al notable prospecto con 3K

Kris Bryant, Cachorros de Chicago

Kris Bryant, Cachorros de Chicago

La tarde del viernes 17 de abril de 2015 fue muy soleada y brillante en Wrigley Field, el añejo parque de los Cachorros de Chicago, que estaba a toda capacidad para presenciar lo que tal vez será el inicio de una nueva era para este tradicional club y al mismo tiempo el punto de partida de una esplendorosa carrera en Grandes Ligas: la del prospecto Kris Bryant.

Día de primavera perfecto para jugar beisbol, de cielos azules y 22 grados centígrados de temperatura (72°F). Tan pronto el anunciador oficial del estadio pronunció el nombre de Bryant en su primera aparición con el bate en las mayores, el público se puso de pie, aplaudió en forma sonora y muchos aficionados sacaron a relucir sus llamativos smartphones para registrar el momento con las cámaras fotográficas de sus celulares (foto).

Cuando Bryant consumió ese primer turno (se ponchó tirándole) ante los envíos del estelar lanzador de los Padres de San Diego James Shields, el notable prospecto de los Cachorros se convirtió en apenas el octavo jugador en las últimas 30 temporadas en debutar en Grandes Ligas como cuarto bate y el número 82 en la historia. El primero de todos fue Pep Goodwin (Packers de Kansas City) en la Liga Federal en 1914, y el más reciente antes de Bryant había sido el cubano José Abreu (Medias Blancas de Chicago), el 31 de marzo de 2014.

Shields volvió a ponchar a Bryant en su segunda y tercera aparición, con una combinación de bolas rápidas a la altura de los codos para restarle poder, la cutter y cambios de velocidad que descolgaron al prospecto de los Cachorros, quien de todas formas despejó muchas dudas sobre su defensiva en tercera base (ver video). Inició dos dobleplays mediante batazos de Derek Norris y el venezolano Alexi Amarista en el primer y noveno inning, respectivamente, y luego en el quinto le arrebató al propio Norris un extrabase lanzándose hacia la raya.

¿Por qué no desde la inauguración?

Después de batear para promedio de .425, producto de 17 hits en 40 turnos, incluyendo tres dobles y nueve jonrones, con 15 empujadas, OBP de .477, porcentaje de slugging de 1.175 y OPS de 1.652, en 14 juegos en la Liga del Cactus, muchos no entendieron por qué Bryant no inició la temporada en el roster grande desde el llamado opening day. La razón, presuntamente, está vinculada a la estrategia que puede seguir un equipo para asegurar por más tiempo a un determinado pelotero.

El beisbol es un negocio, parto de ahí. Si los Cachorros mantenían a Bryant en las menores al menos 12 días en el inicio de temporada, el equipo aseguraba un año más al notable prospecto antes de que pueda convertirse en agente libre. El jueves fue el día 12, y pocas horas más tarde lo ascendieron. Sin embargo, el conjunto de Chicago necesitaba un antesalista tras la fractura en la muñeca derecha sufrida por Mike Olt, luego de ser golpeado por un lanzamiento el sábado en Denver.

El presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros Theo Epstein argumentó que el club consideró prudente que Bryant abriera la campaña de 2015 en ligas menores, para que pudiera estar a buen ritmo, pero el agente del joven jugador Scott Boras criticó públicamente “la integridad” de la decisión, mientras el sindicato de peloteros de Grandes Ligas lo calificó como un “mal día para el beisbol”, y amenazó con litigios.

¿Qué impacto tendrá la presencia de Bryant?

El 2 de junio de 2013, publiqué en Beisbol.About.com mi selección de los 20 mejores prospectos del draft colegial de ese año, en el cual coloqué como número uno al antesalista Kris Bryant (Universidad de San Diego), y en realidad me sorprendió constatar que pocos coincidían conmigo, aunque figuraba entre los cinco primeros en el pronóstico de casi todos los analistas. En esa ocasión el favoritismo fue para el pitcher Mark Appel (Stanford), quien finalmente se convirtió en el #1 de la primera ronda por los Astros de Houston.

La verdad, jamás comprenderé cómo en ese draft el equipo de Houston no tomó a Bryant, dejando la puerta abierta a los Cachorros de Chicago para que lo hiciera. Y a pesar de que sabía muy bien que este talentoso jugador no debutaría en la temporada de 2014, lo incluí entre los 10 mejores prospectos de la Liga Nacional para ese año. En 2015, para ser consecuente, lo situé como número uno, mientras BaseballProspectus.com lo catalogó en el puesto 5, tras ubicarlo de 17 el año pasado.

Y ahora, ¿qué podemos esperar de los Cachorros con Bryant en el lineup? La respuesta es mucha emoción por sus batazos y enorme producción, sobre todo porque la alineación del equipo de Chicago de 2015 y de los próximos años contará con la ofensiva del puertorriqueño Javier Báez, el cubano Jorge Soler, el campocorto Addison Russell, Anthony Rizzo y el dominicano Starlin Castro, además de nuevos rostros como los del pitcher Jon Lester y el receptor venezolano Miguel Montero, adquiridos en excelentes transacciones.

Este club no gana una Serie Mundial desde 1908, pero se avecinan buenos tiempos en los ‘confines amigables’, memorable expresión de Mr. Cub, Ernie Banks, para identificar al Wrigley Field.

Escribe tu opinión