Visita Mundo Móvil Todo sobre tecnología móvil

MLB: decisiones difíciles en tiempos del tradeline

Cueto a los Reales; después del no-no de Hamels; comprar o vender

Cole Hamels lanza el último pitcheo para el out 27 de su no hit no run

Cole Hamels lanza el último pitcheo para el out 27 de su no hit no run

A las 4 de la tarde del próximo viernes 31 de julio vence el plazo que tienen los equipos para realizar transacciones, sin tomar en cuenta las restricciones que impone la figura de los waivers en el beisbol de Grandes Ligas. Es un momento difícil tanto para los equipos que piensan mejorar por encontrarse en posición para competir por un cupo a la postemporada, a los cuales llaman ‘compradores’, como para los clubes ‘vendedores’ que dan por perdida la campaña y optan por salir –en la mayoría de los casos- de potenciales agentes libres en los próximos dos años. Uno de los grandes nombres ya fue canjeado: el pitcher dominicano Johnny Cueto.

Cueto fue negociado por los Rojos de Cincinnati a los Reales de Kansas City, horas después de lanzar blanqueo en ocho innings ante los Rockies de Colorado, para bajar su efectividad de la temporada a 2.62 en 19 aperturas. Este pitcher de 29 años de edad es uno de los más consistentes del beisbol, al punto que su promedio de carreras limpias permitidas por cada nueve innings lanzados es menor a tres en sus últimas cinco campañas, incluyendo la de 2015.  ¿Cómo los Rojos pueden explicar a sus fanáticos la decisión de cambiarlo? Cueto será agente libre al concluir la campaña de este año y es obvio que el club no desea invertir tantos millones.

El otro pitcher abridor que ha sonado mucho para ser cambiado antes del tradeline es Cole Hamels (en la foto), quien el pasado sábado lanzó el décimo tercer juego sin hit ni carrera en la historia de los Filis de Filadelfia, el primero suyo en Grandes Ligas y también el primero en Wrigley Field desde el 2 de septiembre de 1972, cuando Milt Pappas completó la hazaña ante los Padres de San Diego (ver primer video). El hecho de haber concretado esa gema, unido a su leonino contrato (aún le deben $86 millones hasta 2019), puede complicar cualquier negociación, aunque  Rangers, Dodgers, Yankees, Cachorros, Gigantes y Medias Rojas siguen en pugna por obtenerlo.

Después de la lesión de Miguel Cabrera y la desastrosa actuación de su pitcheo en las últimas semanas, posiblemente los Tigres de Detroit se convertirán de compradores a vendedores, y muchos apuntan ahora hacia el blanco principal: el zurdo David Price, quien también será agente libre al concluir la temporada de 2015. Bo McKinnis, el agente de este notable lanzador, ayer domingo en horas de la mañana participó en una emisión de la MLB Radio Network, y no se escuchó muy optimista entorno a la permanencia de Price con los Tigres a largo plazo, incluso no se aventuró a decir que su cliente lanzaría con el equipo de Detroit en agosto.

Con Hamels (ver segundo video) y Price sucede lo mismo que con Cuento. ¿Qué puede decir el equipo de Filadelfia para justificar el canje de un pitcher que viene de concretar una hazaña? ¿La necesidad de prospectos para una reconstrucción? Los jugadores novatos en proceso de formación son precisamente eso, prospectos. No todos llegan a ser lo que sus organizaciones esperan, pero hay que tenerlos para un futuro a corto plazo. ¿Y cómo asimilarán los aficionados de Detroit el cambio del mejor abridor de su amado equipo? Los Tigres están a sólo cuatro juegos del wild card y aún le restan 64 partidos. Eliminados no están, pero si salen de Price recojan los bates.

Y aunque todo esto es un negocio, siempre serán difíciles este tipo de decisiones para los gerentes generales y dueños de los equipos. Ellos también quieren ganar e invierten mucho dinero para conseguirlo, pero llega un momento en que las cuentas no dan.

Escribe tu opinión